11 Nov

¿Cuál es el alojamiento web que más me conviene?

servidores virtuales

Una vez que hemos realizado el registro del dominio para nuestra página web, la siguiente decisión que debemos tomar es elegir el tipo de alojamiento web más adecuado para nuestras necesidades. No todas las empresas necesitan la misma capacidad de almacenamiento y tráfico de la información, por lo que existen, principalmente, tres opciones posibles que varían tanto en capacidad como en precio.

¿Cómo sé si necesito un hosting compartido o un VPS? ¿En qué se diferencian los servidores virtuales de los dedicados? Estas son algunas de las preguntas que se nos plantean a la hora de contratar nuestro alojamiento web. Lo más habitual es que el criterio de selección se base en el precio final de la contratación del mismo.

De hecho, puedes encontrar ofertas de alojamiento web gratuito. Claro que, a la larga, la carga de publicidad y la exposición a ataques informáticos sin soporte técnico al que acudir acaban haciendo de esta opción una alternativa poco deseable.

¿Qué es un hosting o alojamiento web?

Cuando hablamos de alojamiento web o hosting nos referimos a un espacio virtual (similar a un terreno vacío) en el que se encuentra registrado tu dominio y en el que se instala tu página web junto con todos sus correos electrónicos, archivos, foros, bases de datos… y dependiendo del espacio que poseas, también las aplicaciones o componentes que debas instalar para su buen funcionamiento.

¿Qué tipos de hosting o alojamiento web existen y cuál me conviene más?

Actualmente, existen tres tipos principales de hostings o alojamiento web, cuya elección variará según el tráfico de tu página web y el tipo de información que manejes en ella.

alojamiento-web-hosting

Si tu proyecto necesita una página web que contenga información simple sobre tu negocio (5 ó 6 subpáginas), tienes un blog asociado y la relación con los clientes se va a establecer a través de un formulario de contacto, entonces puedes optar por la opción más sencilla. Con 1 o 5 Gigas tienes suficiente espacio de almacenamiento, por lo que el plan básico o el plan profesional en hosting compartido es la mejor elección. En este caso, tu página web estará compartiendo espacio junto con decenas o cientos en un mismo servidor “compartido”. Esta fórmula es la que utilizan casi el 90% de páginas web y es sin duda, la opción más barata.

El servidor virtual privado se encuentra a medio camino entre el compartido y el dedicado. En este caso, tu web no va a tener que compartir el espacio con cientos de páginas más, pero tampoco se encontrará en un espacio “dedicado” en exclusiva para ti. En este caso ganas no solo capacidad de almacenamiento, sino también te aseguras una velocidad de carga mucho mayor, cuestión especialmente relevante para páginas que incorporan una tienda virtual o un gran portal dinámico en el que además de la información sobre tu negocio, se alojen foros, materiales de descarga, fotografías, etc. Además, tienes la opción multidominio. Esto es que, en un mismo servidor podrás alojar más de un dominio web  a la vez.

Esta opción es muy económica ya que va desde los 15 euros al mes hasta los 25 aproximadamente y garantiza de 10 a 50 Gigas según el plan escogido.

Es importante, no obstante que preveas si con el tiempo tu página o portal va a ir necesitando más y más espacio a medida que vaya creciendo el negocio o el tráfico de información, puesto que a veces, contratar espacio y tráfico ilimitados desde el principio puede facilitarnos mucho las cosas.

En un servidor dedicado todo el servidor y por tanto, todos los recursos se dedican exclusivamente a un único usuario. Esta es la diferencia más notable que encontramos con respecto al servidor virtual privado o VPS y se recomienda especialmente en los casos en los que el proyecto va a necesitar la implementación de un megaportal. Es decir, si tu página va a tener un tráfico constante de información como en un medio de comunicación o red social , una intranet o extranet o un espacio en el que descargar programas y archivos de gran peso, así como si es necesaria la retransmisión de vídeo o audio en vivo a través de un servicio de streaming. 

Como podéis observar, todo va a depender del tipo de negocio que tengáis, de las necesidades de información e interacción con usuarios o del número de dominios que se quieran contratar. Como siempre, y ante cualquier duda, lo mejor será dejarse aconsejar por un especialista. 

Periodista especializada en tecnologías de la información, Social Media Manager en Oklan, redactora a cualquier hora... y escritora y crítica literaria en mis ratos libres.

Share this

Comments (2)

elegir un buen hosting
19/05/2014 Reply

Gracias por subir la información en formato video, me ha sido de gran ayuda.

    Raquel Campuzano
    30/05/2014 Reply

    De nada, Luca. Apoyamos nuestros post con vídeos en la medida de lo posible para que estos resulten de máxima utilidad para nuestros lectores. Gracias por seguirnos.
    Un saludo del equipo de Oklan.

Leave a reply